Ténicas nuevas de imagenología para a detección de tumores en animales de compañia
La elastografía que es un tipo de prueba de imagen que examina los órganos para ver si están más rígidos de lo normal y y la ultrasonografía que es el procedimiento en el que se usan ondas de sonido de alta energía (ultrasonidos) para observar los tejidos y órganos con contraste, estas dos tecnologías pueden utilizarse como pruebas de detección y tienen el potencial de representar una alternativa a esos métodos invasivos de muestreo.

Elastografía y la ultrasonografía con contraste

En diversos estudios se han presentado dos tipos de tecnología en imagenología novedosa la elastografía y la ultrasonografía con contraste.

Los estudios sobre elastografía se basan sobre la elasticidad y deformación del tejido evaluado, la información que se obtiene puede ayudar en la detección y diferenciación de estructuras malignas y benignas, con base a diferentes estudios en veterinaria, los tumores malignos tienden a ser más rígidos y, por lo tanto, menos deformables que las lesiones benignas o en comparación con el parénquima sano.

La ultrasonografía con contraste se basa en la inyección intravenosa de medios de contraste constituidos por microburbujas, ésta se puede realizar en animales no sedados y proporciona información sobre la perfusión del tejido, logrando una investigación de la macro y microcirculación. 

Ambas técnicas pueden asociarse con otras modalidades de imagen, proporcionando información importante complementaria a los exámenes bien establecidos de ultrasonografía en modo B y Doppler, también pueden ser utilizadas como pruebas de detección, siendo una alternativa a los métodos de muestreo invasivos requeridos para el análisis citológico e histopatológico.

Ventaja en la detección de tumoires

Ambos métodos de contraste proporcionan información fundamental para la diferenciación de tumores benignos y malignos en perros y gatos. La ventaja es que no son invasivas, son seguras y pueden realizarse fácilmente en animales no sedados.