El estudio del sedimento urinario es de muy importante para establecer el diagnóstico de infección del tracto urinario y detectar una bacteriuria asintomática considerando que la orina contiene elementos patológicos células, cilindros y cristales.

La sedimentación urinaria consiste en la centrifugación de la orina a 500x g, durante 5 minutos, recuperar el pellet y hacer la observación en fresco con el microscopio de campo claro, en contraste de fase y con luz polarizada  y posterior eliminación del sobrenadante. En él se examinan todos los elementos que se encuentran en suspensión en la orina (células epiteliales, células sanguíneas, cilindros, microorganismos, cristales, etc.)

El sedimento ha de teñirse con panóptico, Papanicolau o Hansel cuando se quiere distinguir tipos de leucocitos. La tinción de Gram puede ser útil para diferenciar bacterias, pero no se emplea en el screennig. Si se necesita descartar Leptospira spp., el sedimento ha de obtenerse centrifugando a 2000x g durante 10 minutos y estudiarse en microscopía de campo oscuro o contraste de fase II ó III.

Elementos celulares del sedimento

  • Hematíes
    El hallazgo de hematíes en el sedimento urinario establece el diagnóstico y la procedencia de la hematuria. Los hematíes procedentes de alteraciones glomerulares, sufren dismorfias estructurales al atravesar la membrana basal del glomérulo (anulares, vacíos, espiculados, mono y polidiverticulados, fantasmas gigantes y estrellados)
  • Leucocitos
    En una orina normal se admite la presencia de hasta siete leucocitos por campo de 40 aumentos,  Si la orina presenta aspecto purulento y al microscopio tiene predominio de neutrófilos degenerados y baja afinidad a la tinción. La presencia de leucocitos o pus en la orina indica inflamación en algún punto de las vías urinarias, la pelvis renal o la vejiga 
  • Eosinófilos
    El hallazgo de eosinófilos en la orina siempre tiene valor diagnóstico cuando es > 1% de los leucocitos urinarios. La eosinofiluria aparece en animales con nefritis intersticial aguda, en la glomerulonefritis aguda, en las nefropatías por IgA, en la pielonefritis crónica y en la cistitis. 
  • Histiocitos
    Son fagocitos. El núcleo de estas células puede ser alargado, dentado o con forma de huevo. La presencia de histiocitos en la orina puede ser indicativa de procesos inflamatorios, mecanismos inmunes o destrucción de eritrocitos. Se pueden confundir con células del epitelio tubular.
  • Epitelio tubular
    Cuando estas células se encuentran incluidas en la matriz de los cilindros se puede inferir su origen tubular, cuando están libres en la orina no se puede hacer ninguna interpretación en cuanto a su lugar de origen.
  • Células epiteliales de transición o urotelios
    Revisten la pelvis, los uréteres, la vejiga urinaria y la uretra. Su forma tiende a ser piriforme, redondeada y con prolongaciones en forma de cola. El núcleo es pequeño, oval o redondo, pero bien definido. 
  • Células de epitelio escamoso
    Son células grandes y planas y proceden principalmente de la uretra anterior, el prepucio y la vagina. Si aparecen solas tienen poca significación, cuando aparecen junto con leucocitos hay que hacer la interpretación.
  • Cilindros urinarios
    Tienen origen en los túbulos renales. Son estructuras celulares organizadas en forma de tubo. Los cilindros se disuelven fácilmente en las orinas alcalinas; dependiendo de la composición y cuantía, su presencia en la orina significa inflamación o proceso degenerativo del riñón. 
  • Células con procesos benignos
    No tumorales y muestran cambios degenerativos como vacuolización citoplasmática, detritus celulares, cuerpos de inclusión.
  • Células transformadas
    Los criterios principales de malignidad se basan en las alteraciones nucleares observadas: la relación núcleo citoplasma, núcleos de mayor tamaño de lo normal, con poca cantidad de citoplasma, marcadamente hipercromáticos o presencia de sincitios entre otros.
  • Bacterias uropatógenas
    Pueden ser específicas de la especie animal, otras lo son para todas las especies, muchas urobacterias no tienen afinidad por el Gram.
  • Fragmentos de tejidos
    Los fragmentos de papilas renales es un factor diagnóstico de necrosis papilar.