Con los avances tecnológicos como la IA aplicado en el comportamiento canino, ha identificado de forma objetiva dos perfiles de comportamientos diferentes sin la intervención humana: mientras un grupo actuó de forma neutral, el otro mostró reacciones excesivas. 

De acuerdo a estudios realizados se ha demostrado que la Inteligencia Artificial puede ser una alternativa eficiente en los métodos actuales «cuestionarios y observación» en el comportamiento canino.

En la investigación participaron 53 perros y se evaluó la respuesta ante la presencia y acciones de un desconocido, dicho comportamiento fue evaluado por los expertos etólogos, adicional se recopilaron los datos de dueños y entrenadores de los mismos.

El resultado fue que la IA logró identificar dos perfiles de comportamiento distinto, un grupo reaccionó de forma neutral y el otro grupo tuvo un comportamiento excesivo, la diferencia es referente al miedo a los extraños.

El estudio representa un avance en el campo de la cría y adopción de caninos así como en su aptitud para el trabajo.